viernes, 21 de octubre de 2011

El Corazón Pide Placer Primero...

Pónganse los auriculares y déjense llevar por la atrapante y hermosa melodía de esta canción, como flotando en la corriente de un arroyo o río que fluye o sobrevolando con alas blancas la más alta de las nubes del firmamento. Pertenece a un peliculón llamado "El Piano", dirigida por Jane Campion. Una bellísima película, que no sólo constituye una fuente de deleite debido a su perfecta fotografía e imágenes, sino también es una fuente de gozo auditivo debido a las fascinantes y apasionadas piezas de piano que en ella se tocan. La música, una fuente de pasión, libertad que a veces puede llevar a los extremos más insospechados, la música, lenguaje y forma de expresión más clara que todas las palabras y que puede lograr que hasta los mudos puedan expresar a través de ella la inmensidad y belleza de su alma. El Piano, instrumento mágico y misterioso, capaz de llegar con cada una de sus teclas, con cada una de sus notas a acariciar cada fibra de nuestro ser y llenar de emoción hasta lo más profundo de nuestra alma. Instrumento de libertad y encierro, de alegrías y tristezas, de infinita sencillez y complejidad, instrumento maravilloso que inspira y logra hacer surgir de nuestro ser lo mejor de nosotros. Porque como dice el título de esta canción "El Corazón Pide Placer Primero" y es la música aquella maravilla divina que sirve para comunicar ese sentimiento y a la vez saciarlo, es aquel piano, aquel instrumento mágico, el que con sus desafiantes, fuertes y a la vez sutiles y delicadas notas está ahí para recordarnos que los seres humanos tenemos un espíritu que porta lo más frágil y hermoso de nosotros, que todos tenemos un corazón que aspira al amor y a la comprensión, un corazón que busca insaciablemente la felicidad y al placer a través del cariño y el afecto de la unión y el entendimiento y que  es algo que jamás debemos olvidarlo...
Dejo la sinopsis para aquel que le interese saber de qué se trata:

The Piano (también conocida como La lección de piano o El piano) es una película de 1993sobre una pianista muda y su hija, ambientada en un lugar apartado de Nueva Zelanda durante la mitad del siglo XIX. La película fue escrita y dirigida por Jane Campion, y protagonizada por Holly Hunter, Harvey Keitel, Sam Neill y Anna Paquin. La banda sonora de la película fue interpretada por Michael Nyman y se convirtió en un éxito de ventas. Hunter tocó las canciones en sus escenas, y también dio clases de piano a Paquin.
The Piano cuenta la historia de una mujer escocesa, Ada McGrath (Holly Hunter), cuyo padre la vende en matrimonio a un hombre, Alistair Stewart (Sam Neill), y es enviada junto con su joven hija Flora (Anna Paquin) y su piano a vivir con él a Nueva Zelanda. Ada no ha dicho una palabra desde hace años, sustituyendo su voz por la música del piano, mientras que su hija le sirve de traductora en su comunicación a través del lenguaje de signos.
Ada y Flora llegan a Nueva Zelanda, siendo abandonadas junto con sus pertenencias por la tripulación del barco en el que han llegado desde Escocia. Su nuevo marido obliga a Ada a abandonar el piano en la playa, siendo luego vendido a George Baines (Harvey Keitel), vecino de Stewart y entusiasta de la música de piano, quien al principio le pide a Ada que le de clases de piano, pidiéndole seguidamente hacer un trato de que ella podra tocar el piano mientras que el la pueda tocar. A partir de aquí, empieza una relación entre Ada y George, que marcará el devenir de la historia.
La película ganó la Palma de Oro del Festival de Cannes en 1993 y Holly Hunter a la mejor actriz. En 1994, ganó los Premios de la Academia en las categorías de Mejor actriz (Holly Hunter), Mejor actriz de reparto (Anna Paquin) y Mejor guion original. Anna Paquin se convirtió en la segunda persona más joven en ganar el Oscar a la mejor actriz de reparto. Además, la película fue candidata en las categorías de Mejor fotografía, Mejor diseño de vestuario, Mejor director, Mejor montaje y Mejor película.

1 comentario:

Catarsis