sábado, 16 de mayo de 2009

Tú No Volverás...

En la soledad el viento cantante acaricia el silencio
La quietud se vuelve el aire envolvente que respiro
Estás lejos de casa forjando el inexpugnable camino
Y las lágrimas fluyen como el río de tu destino
Cazando la inmensidad de una estrella distante

La noche te está llamando con su cruel clamor
Olvidaste lo que es sentir el infierno entre las manos
Pero te llevo en la piel sellado con fuego y amor
Existían otras formas de huir del mundo sin dolor
¿Que es lo que debo hacer para que escuches mi llamado?

Yo solo quiero que vuelvas una vez más a casa
¿Es que acaso no siente tu alma en el fondo la nostalgia?
Traté de amarte a mi modo, nunca quise atarte, pero el tiempo pasa
Te vuelves marchito, me desplomo en pedazos y no queda magia
Que pueda salvarnos de nuestro destino, que debo aceptar mi camino
Tú no volverás…

Me hiciste la promesa de adentrarte en el firmamento inexpugnable
Pero una rueca de seda atarías para recordar en tu muñeca
Y entonces mil noches contemplé las constelaciones aguardando
La llamarada descendente que me indicara que por fin habías regresado
Pero este mundo se pierde y tú aún sigues allí aventurado

¿Es que la guerra no te intimidó, no extrañas el hilo inestable de la paz?
Y asumo que solo eres un guerrero, y que el propósito de tu vida es la batalla
Pero estoy cansada de esperarte, dijiste amarme como a nada más
Ahora veo que tu espíritu se desvanece en el humo confuso de la libertad
Te hiciste a la mar un crepúsculo, pero olvidaste lo que era la playa
Y te extraño, ¿acaso no ves que te extraño?
Pero tú no volverás…

¿Fue tal la jaula de la pesadumbre que sentiste sobre mí?
¿Fue tan tediosamente atrapante la rutina irrompible que solíamos vivir?
¿Te oprimió el corazón hasta el punto de no poder respirar?
¿Tan rápido te hartaste de mi persona que decidiste marchar?
Y finalmente comprendo con lágrimas en los ojos que no volverás
Es un desgarro en la carne que jamás parará de sangrar – no se detendrá
Y sin corazón seguiré marchando, porque sé que debo seguir con mi vida
Destemplada, tal vez alguna vez los rayos del sol iluminen mi día
Y tú surjas entre la neblina, pero sé que eso no sucederá
Porque tú no volverás, pero sé que eso no sucederá
Porque tú no volverás…

Yo solo quiero que vuelvas una vez más a casa
¿Es que acaso no siente tu alma en el fondo la nostalgia?
Traté de amarte a mi modo, nunca quise atarte, pero el tiempo pasa
Te vuelves marchito, me desplomo en pedazos y no queda magia
Que pueda salvarnos de nuestro destino, que debo aceptar mi camino
Porque tú no volverás
Tú no volverás…

¿Es que la guerra no te intimidó, no extrañas el hilo inestable de la paz?
Y asumo que solo eres un guerrero, y que el propósito de tu vida es la batalla
Pero estoy cansada de esperarte, dijiste amarme como a nada más
Ahora veo que tu espíritu se desvanece en el humo confuso de la libertad
Te hiciste a la mar un crepúsculo, pero olvidaste lo que era la playa
Y te extraño, ¿acaso no ves que te extraño?
Pero tú no volverás…
Tú no volverás…

1 comentario:

  1. Me parecio muy bueno, nose si lo habrás escrito vos pero me pareció interesante.

    Saludos

    ResponderEliminar

Catarsis